BMW M5. Análisis 2018

Análisis 2018

Desde que se retiraron las fundas del BMW M5 original en el Salón del motor de Amsterdam en 1984, ha sido la vara de medir con la cual se juzgan todos los demás super-berlinas, y eso es una tendencia que evidentemente a BMW le gustaría continuar con este modelo de sexta generación.

 

Por lo tanto, lo que su división M tiene que ofrecer para preparar la berlina de lujo de la serie 5 para la batalla sólo puede ser descrito como armas de destrucción ¿al modo del Porsche Panamera Turbo, Mercedes-AMG E63 y Audi RS6?.

 

Así, bajo el capó del M5 se encuentra una versión de 592bhp fuertemente ajustada del motor V8 de 4.4 litros twin-turbo de su predecesor. Pero, como se suele decir, el poder no es nada sin control, lo que en cierta medida explica la decisión de BMW de evitar la disposición de tracción trasera tradicional por un nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas – el primero para el M5. Las ventajas son evidentes: una mayor tracción para mejorar la usabilidad en todos los climas y un tiempo de 0-100 Kmph francamente loco de 3.2 segundos.

 

Sin embargo, siempre existe la preocupación de que la adición de cuatro ruedas motrices agüe la experiencia de conducción; como caminar en botas de agua, es posible que tenga más tracción, pero no siempre se sentirá lo que está pasando bajo los pies. Y sin embargo, BMW afirma que el M5 todavía ofrece a los conductores verdaderos rasgos similares a la conducción con tracción trasera, así como una estabilidad mejorada significativamente.

 

Por lo tanto, en el mundo de las berlinas superdeportivas, ¿es el M5 aún el rey?

BMW M5 Conducción

Puntuado con 4 estrellas de 5

Selecciona el modo eficiente a través del botón Drive Performance y el M5 tropieza por la ciudad con un nivel más que notable de refinamiento: el V8 turbo permanece silencioso, la caja automática de ocho velocidades arrastra los engranajes suavemente, y si bien hay algunos golpeteos través de la suspensión sobre asfalto bacheado, es un pequeño compromiso para el increíble control del cuerpo.

 

Sube el sistema de conducción hasta su modo más extremo Sport + mode, sin embargo, y el M5 demuestra una dualidad distintiva que los compradores de anteriores M5 han llegado a querer. Para un motor turboalimentado, la respuesta del acelerador es prácticamente instantánea, y a pesar de que pesa cerca de dos toneladas, BMW ha hecho un trabajo impresionante para ocultar toda esa masa, con la resistencia a la inclinación en las curvas rápidas del M5.

Y gracias a la tracción a las cuatro ruedas, puedes desplegar los 592 caballos a cualquier velocidad y en cualquier marcha, virtualmente sin ningún drama. De hecho, en algunos aspectos, se siente más como un gran turismo que como una berlina de altas prestaciones en la manera que despacha sin esfuerzo grandes tramos de carreteras exigentes en un abrir y cerrar de ojos. En una palabra, es rápido.

 

Sin embargo, desde una perspectiva pura del conductor, este es ya indiscutiblemente el Serie 5 que menos rápido te atrae. Con la tracción firme y un motor que funciona mejor en la mitad inferior de la gama de revoluciones, se siente más como un poderoso come autopistas que como un coche brusco de altas prestaciones. Y a pesar de tener un modo de conducción que te permite apagar el sistema de tracción en las cuatro ruedas -haciéndolo sólo tracción trasera- tienes que tener apagado el control de tracción también, que está lejos de ser ideal para los conductores inexpertos.

 

Fácilmente, se puede adaptar la experiencia de conducción escogiendo configuraciones individuales de la caja de cambios, suspensión, dirección y control electrónico de estabilidad. Pero, incluso en su modo de cambio más rápido, había ocasiones en que las subidas de cambios se sienten más pesados utilizando las levas, ciertamente en comparación con los cambios agiles que reciba en el Porsche Panamera Turbo. Y a pesar de ser la dirección lo suficientemente pesada en el modo Sport o Sport +, no sientes mucho que sea una respuesta natural.

 

Aún así, se trata de una berlina todopoderosa impresionante que es capaz de comer coches de lujo para el desayuno en una línea recta, mientras te lleva a tu lugar de trabajo sin agitación. Como una máquina versátil, los coches no vienen mucho mejor.

BMW M5 Diseño Interior

Puntuado con 5 estrellas de 5

De manera tradicional en el M5, hay muy pocos puntos destacados de diferenciación entre este súper berlina de cerca de 150.000 EUR y un Serie 5 estándar cuando se trata del interior. Los cinturones de seguridad en los colores M, asientos deportivos fuertemente reforzados y un botón de arranque de color rojo brillante son los únicos indicios de que estás sentado en algo un poco especial.

 

Y, sin embargo, el M5 tradicionalmente siempre ha sido subestimado, por lo que son improbables los compradores decepcionados – y, además, que su similaridad al Serie 5 significa que está sumamente bien pensado. Gracias a un amplio ajuste de volante y asiento, encontrarás fácil ponerte cómodo. Además, la visibilidad es buena y hay un montón de lugares de almacenamiento para chismes.

 

Como un coche tope de gama, hay un montón de equipamiento de serie, también, incluyendo control de clima de doble zona, asientos calefactados eléctricos con memoria, radio DAB, de navegación por satélite, Bluetooth y conectividad USB. De hecho, está tan bien equipado que realmente no tienes que añadir ninguna opción.

 

El M5 también viene con el sistema multimedia profesional tope de gama de BMW, que trae una gigante pantalla panorámica de 10.25 pulgadas, diversos servicios en línea, e incluso un disco duro integrado de 20 GB para almacenar música. Es más fácil de usar que los sistemas Audi, Mercedes y Porsche, gracias a menús intuitivos a los que se puede acceder a través de una pantalla táctil o un regulador giratorio.

BMW M5 Espacio y Funcionalidad

Puntuado con 4 estrellas de 5

El M5 puede ser capaz de dejar supercoches por aceleración, pero eso no significa que BMW ha comprometido la practicidad. En este caso, la única diferencia real entre un Serie 5 estándar son los asientos delanteros deportivos más amplios. Estos dan al conductor y al pasajero más apoyo lateral todavía sin impedir de ninguna manera que las personas más altas encuentren suficiente espacio para cabeza y piernas.

 

En la parte trasera, hay espacio para dos adultos altos, pero llevar una tercera persona no es una experiencia confortable en viajes largos; el espacio para los hombros es estrecho y el que está sentado en el medio tiene que sentarse a horcajadas sobre un resalto del suelo.

 

En cuanto al maletero, hay suficiente espacio para un par de maletas grandes y algunas bolsas más pequeñas. Sin embargo, en lugar de ser simple, forma cuadrada, la bahía de carga está llena de diversos contornos que pueden ser restrictivos cuando se trata de cargar objetos grandes y voluminosos. El maletero del Mercedes-AMG E63 es un poco más grande, también.

BMW M5 COSTE Y VEREDICTO

Puntuado con 3 estrellas de 5

Puede ser seductor, pero el M5 es un Serie 5 seriamente caro. Cuesta en total alrededor de 15.000 EUR más que la base de Mercedes-AMG E63, aunque el E63 S completo es más comparable en términos tanto de precio como de rendimiento. De hecho, BMW también ha colocado a su súper berlina justo en la línea de fuego del supremamente capaz Porsche Panamera Turbo, un coche que es más lujoso y, en la carretera correcta, más entretenido de conducir.

Y a pesar de los mejores esfuerzos de BMW para reducir el peso mediante el uso de grandes cantidades de fibra de carbono, el M5 sigue siendo sólo capaz de producir una cifra media economía de combustible de sólo 10.5 l a los 100 Km, y puedes esperar el doble de ese número si se utilizas todo el poder del motor. Necesitarás mucho dinero para mover un M5 como un vehículo de la empresa, también, debido a sus altas emisiones de CO2 de 241g / km.

 

Sin embargo, consigues un buen equipamiento por tu dinero. Como estándar, viene con aleaciones de 20 pulgadas, parachoques M a medida y faldones laterales, un diferencial de deslizamiento limitado y asientos delanteros con calefacción ajustables electrónicamente. Y la lista también incluye faros adaptativos LED, sensores de aparcamiento frontales y traseros, control de crucero adaptativo y encendido automático de luces y limpiaparabrisas.

 

Como hemos mencionado anteriormente, el M5 está tan bien equipado que realmente no tienes que comprar ninguna opción. Sin embargo, si te gusta llevar tu M5 a la pista (o en una autopista, para el caso) podrías querer la especificación opcional de los frenos cerámicos de carbono, el sistema de escape deportivo M y el paquete del conductor M, lo que aumenta la velocidad máxima de 250 kmph a unos 300 kmph francamente de locos.

 

Aunque el M5 no ha sido específicamente probado en el test de choque por Euro NCAP, premia  a los Serie 5 con el tope de sus cinco estrellas en la calificación de pruebas de choque, con una puntuación especialmente alta para la protección de los ocupantes adultos. Mientras tanto, los sistemas de seguridad activa estándar equipados incluyen frenado de emergencia automático.

 

Traducción libre del artículo “BMW M5. Review 2018.” (Whatcar?)

https://www.whatcar.com/bmw/m5/saloon/review/