BMW M4. Análisis 2017

Análisis 2017

Qué extraño, podrías pensar; es el nuevo BMW M3, sólo que no lo es. Es un M4.

Bueno, bastante. Es un poco una salida – un resultado de la introducción del nombre de la serie 4 al coupé ejecutivo BMW de tamaño mediano, sobre el que se basa el M4. El M4 también está disponible como un cabriolet, dependiendo de tu preferencia.

Lo importante es que – sobre el papel, al menos – el M4 parece ser una especie de sucesor del legendario M3 coupé de antaño.

La potencia va solamente a las ruedas traseras, pero el motor V8 del modelo anterior ha sido reemplazado por un motor de seis cilindros de 425bhp, doble turbo y 3.0 litros más potente y más eficiente. Una caja de cambios manual de seis velocidades es estándar, pero la gran mayoría de los compradores optarán por el opcional de doble embrague M de siete velocidades automático de BMW.

Hay, por supuesto, un conjunto de trucos técnicos de serie, incluyendo amortiguadores adaptativos, suspensión de aluminio altamente revisada y un diferencial de deslizamiento limitado electrónicamente controlado.

¿Cuáles son los rivales de rendimiento que el M4 tiene que superar? Bueno, esos serán el Mercedes-AMG C 63 Coupé y Audi S5, así como sus versiones descapotables.

BMW M4 Conducción

Puntuado con 5 estrellas de 5

El M4 es un coche potente que es capaz tomar curvas a velocidades impresionantes. Tiene una enorme cantidad de agarre frontal, no se balancea en las curvas y responde a los movimientos de la dirección muy rápidamente. La dirección es lo suficientemente pesada, pero no da mucha reacción natural. La suspensión ajustable se puede hacer más firme cuando se está conduciendo en condiciones más exigentes, pero en cualquier modo el coche es ágil y preciso.

No es difícil mantener la línea recta con el M4. El motor de seis cilindros doble-turboalimentado de 425bhp tira fuertemente, incluso en las marchas más altas. Sin embargo, mientras que desde fuera suena genial, desde donde te sientas es áspero y ruidoso.

La elección de acercar el viento a tu pelo -como de costumbre- viene con una penalización de peso; el descapotable es 200kg más pesado que el M4, en parte debido a su complejo techo de metal plegable. Esto significa que tarda un poco más en alcanzar los 100 Km/h en un sprint, pero rara vez te darás cuenta en la carretera.

Una caja de cambios manual de seis velocidades es estándar, pero recomendaríamos la especificación opcional de siete velocidades, doble embrague automático. Le permite hacer un uso mucho mejor de lo que el motor tiene para ofrecer a altas revoluciones, gracias a su fiable y rapidísimo cambio. También hace el coche un poco más tranquilo en el tráfico y en la ciudad. El sistema de control de lanzamiento puede ser muy complicado de usar, sin embargo, y no restringe el patinado de rueda, así como algunos sistemas rivales.

La conducción del M4 es firme, pero tolerable para un coche de su capacidad. A velocidades de autopista hay mucho ruido de carretera, sin embargo, en recorridos prolongados puede llegar a ser un poco agotador. El único inconveniente de las capacidades escandalosas del BMW es que tiene que ser conducido de manera agresiva y rápida antes de que sea emocionante y te envuelva. No es como el estruendoso Mercedes-AMG C 63, en el que puedes moverte a velocidades más bajas y disfrutar del bramido de su motor V8.

El M4 Cabrio reina en todos los diferentes modos de conducción, y el crucero con su techo metálico cerrado es una experiencia relajante, porque hay muy poco viento o ruido de la carretera dentro del habitáculo. También es impresionante con su techo hacia abajo. Hay pocas turbulencias cuando sus cuatro ventanas están hacia arriba y casi ninguna con su deflector de viento opcional instalado a lo largo de sus asientos traseros. El deflector es fácil de poner y quitar, también.

Por alrededor de 3000€, BMW adaptará el coupé con un paquete de competición para tu M4. Aumenta la potencia de salida con unos 19bhp que suenan modestos, el escape deportivo es afinado para ser más rudo – y las llantas crecen a una dimensión de 20”. Es un extra que vale la pena, ayudando a que el M4 sea no sólo un poco más rápido, sino más estable al mismo tiempo, sin perjudicar su calidad de conducción.

BMW M4 Diseño Interior

Puntuado con 4 estrellas de 5

Los distintivos tricolores deportivos M son ampliamente evidenciados, desde la costura en el volante a las insignias en los diales y los umbrales de las puertas, pero son los asientos la mayor diferencia entre los M4 y la serie 4.

Los asientos del M4 son ajustables electrónicamente y calefactados de serie, ofrecen mucho apoyo lateral y descienden muy cerca del suelo si lo desea. Los conductores altos pueden querer un poco más de apoyo debajo del muslo, pero de lo demás los asientos de cuero del M4 son realmente buenos. La única queja pequeña que un conductor puede tener es con los pedales compensados en las versiones manuales – que están ligeramente a la derecha del volante y te obligan a sentarte en un ángulo incómodo.

El Pack de Competición no añade mucho al interior, excepto por un par de asientos deportivos ligeros. Estos no son de la clase de cubo inflexible, sino más bien un compromiso puntual entre comodidad y apoyo.

Por lo demás, sentarse detrás del volante del M4 es casi idéntico a la experiencia en un Serie 4 estándar, que no es mala cosa. Esto significa que consigues un elegante, fácil de usar tablero de instrumentos, y el M4 está palpitando con el kit. Esto incluye el sistema de navegación profesional de BMW, que incluye una amplia pantalla de navegación por satélite y sensores de aparcamiento por todas partes de serie.

De hecho, el sistema de información y entretenimiento iDrive estándar de BMW sigue siendo uno de los mejores disponibles en cualquier lugar. Su pantalla a color y el control de marcación giratoria no requieren rebuscar y presionar una pantalla en movimiento, y la estructura de su menú es extremadamente fácil de seguir y memorizar.

BMW M4 Espacio y Funcionalidad

Puntuado con 4 estrellas de 5

Los conductores de todas las constituciones y tamaños estarán cómodos detrás del volante de un M4 coupé; hay un montón de espacio de hombro en el habitáculo. Sin embargo, la consola central está un poco saturada en comparación con, por ejemplo, la del Mercedes-AMG C 63 Coupé – y empeora cuando el M4 tiene la especificación de caja de cambios manual.

Los asientos traseros de la serie M4 están lejos de ser un gesto simbólico hacia la practicidad. Sin embargo los pasajeros de 1,85m de altura podrán entrar bastante fácilmente, gracias a las amplias puertas y los asientos delanteros que se apartan y deslizan hacia adelante.

Una vez dentro, hay una cantidad sorprendente de espacio para las piernas, pero el techo inclinado significa que sus pasajeros tendrán que encorvarse para evitar que sus cabezas se rocen el techo. Sólo hay espacio para dos en la parte posterior – con el espacio entre ellos dedicado a un reposabrazos.

Como estándar, en el M4 los asientos traseros se dividen y pliegan 60:40. Una vez abatidos, los respaldos quedan en un ángulo ligero en lugar de completamente planos, y la repisa trasera es fija de modo que hay una restricción en la altura de los objetos que puedes colocar dentro del maletero.

En la competición entre los Berlina, el maletero del M4 está a la par con rivales similares tales como el Audi S5, pero es más grande que el del Mercedes-AMG C 63 Coupé. La forma ancha y cuadrada del maletero hace que sea relativamente fácil de cargar, pero hay un reborde profundo para que el equipaje más pesado tenga que bajarse (en lugar de deslizarse) dentro. Con los asientos traseros hacia abajo, hay aún más espacio, y el espacio para las piernas del pasajero se dobla como almacenamiento extra.

Mientras que hay bastante espacio de cabeza y piernas para un par de adultos altos en la parte delantera del Cabrio, un par de adultos lucharán más por el espacio en los asientos traseros con el techo cerrado. El espacio del hombro es escaso y sus rodillas probablemente estarán tocando los respaldos de los asientos delanteros, especialmente con un conductor alto. Con el deflector de aire en su lugar, el M4 Cabrio se convierte en un biplaza.

El espacio de maletero también es limitado. Con el techo, el Cabrio ofrece 370 litros, pero si quieres plegarlo, se reduce a unos cortos, 220 litros escasos. Eso es suficiente para la compra semanal en un día lluvioso, pero apenas suficiente para una maleta en uno soleado. También es decepcionante que los asientos traseros plegables que dejan una estrecha apertura al maletero cuestan más.

 

BMW M4 Coste y veredicto

Puntuado con 4 estrellas de 5

Conducir uno de los coches de mejor comportamiento a la venta tiene un precio, por lo que necesitará altos recursos para comprar un M4 coupé o Cabrio en efectivo o con financiación mensual, mientras que gestionar uno como un coche de empresa realmente no tiene sentido financiero.

Dicho esto, todos sus principales rivales cuestan en torno a la misma cantidad, por lo que no son nada más amables para tu cartera. Con su turboalimentación y menos cilindros, sin embargo, un M4 cubrirá más kilómetros por litro que un Mercedes-AMG C 63 Coupé. Aún así, no esperes que sea una elección frugal, especialmente cuando se conduce agresivo.

Este tema continúa cuando se consideran otros costos de funcionamiento, ya que comprar neumáticos nuevos para las ruedas grandes y anchas del M4 costará mucho, mientras que sus demandas de servicio, seguros e impuestos son considerables. Aún así, es probable que ya haya tenido esto en cuenta si está comprando algo en esta clase.

Afortunadamente, debido a que el M4 está tan bien equipado de serie, no es necesario gastar mucho en extras opcionales.

Tiene un amplio paquete de seguridad, también, y el BMW Serie 3 (en el que la serie 4 se basa) alcanzó la máxima calificación de cinco estrellas en sus pruebas de choque Euro NCAP. BMW tiene una reputación promedio de fiabilidad, pero todos sus coches tienen una garantía de tres años de kilometraje ilimitado. Las garantías extendidas también están disponibles.

 

Traducción libre del artículo “BMW M4. Review 2017.” (Whatcar?)

https://www.whatcar.com/bmw/m4/coupe/review/